22 Nov 2017

Límites y consecuencias

Por Yahidania Real
Psicóloga clínica, Psicoterapeuta Corporal Integrativa

Cómo establecer límites y consecuencias de manera asertiva.

La mejor manera de eliminar las conductas no deseadas es permitir que los niños experimenten las consecuencias naturales de sus comportamientos. Una consecuencia natural es un evento que ocurre normalmente o naturalmente como resultado de una conducta o acción. La naturaleza o “el ordenamiento natural del mundo” proveen la corrección en lugar de los padres.

Conducta no deseada

 

1. Molestar a una mascota

2. Romper un juguete a propósito

3. Agredir a otros niños

4. Resistirse por la mañana antes de ir a la escuela

6. Empujar y atropellar a otros niños de la misma edad

7. Derramar por descuido una bebida

Consecuencias Naturales

 

1. Que la  mascota ya no quiera estar cerca de él

2. Tener un juguete roto que no será reemplazado

3. Que los niños  lo eviten

4.Llegar tarde a la escuela y perderse ciertas actividades

5. Que lo empujen y atropellen

7. Que no le llenen el vaso otra vez

 

Algunas veces  no podemos permitir que las consecuencias naturales ocurran porque serían peligrosas para los pequeños; en esos casos podemos aplicar las consecuencias lógicas. Cuando se aplican las consecuencias lógicas a una conducta no deseada, se está también corrigiendo la mala conducta. Hay que asegurarse de que la consecuencia lógica guarde relación con la naturaleza de la mala conducta. Este tipo de corrección debe ser una consecuencia lógica o razonable respecto de la mala conducta. Cuando los niños ven  la relación razonable entre la consecuencia y la mala conducta estarán más motivados a cambiar de conducta. Además, resentirá menos la corrección.

 Conducta no deseada

 

1. Andar en triciclo por la calle.

2. El chicle se pega a los muebles, la ropa o el cabello.

3. Rehusar cepillarse los dientes.

5. No comer las verduras durante la cena.

Consecuencias Lógicas

 

1. Perder el derecho a usar el triciclo por una semana.

2. Limpiar el chicle. No más chicle por  cinco días.

3. No habrá golosinas ni bebidas gaseosas hasta que comience a cepillarse regularmente.

5. No habrá postre.

 

Si ni  la consecuencia natural ni la consecuencia lógica han surtido efecto en la modificación de conductas, podemos implementar alguna de las siguientes técnicas:

  • RECONOCER EL PROBLEMA
    Observar al niño para determinar qué situaciones detonan las conductas no deseadas y ver de qué manera podemos evitarlas
  • ESTABLECER UNA ZONA DE “RELAJACIÓN”
    Muchos pequeños que luchan para controlar sus comportamientos y emociones pueden lidiar mejor con ello alejándose de la situación y relajándose. Hacer que esta práctica sea posible para el niño preestableciendo una zona para que  visite cuando necesite calmarse. Un rincón apartado o un área tranquila de lectura pueden ser utilizados en forma efectiva para este propósito. (Determinar ubicación) No es lo mismo que un tiempo fuera.
  • UN ESPACIO PARA LA EXPRESIÓN/ OBJETO DE DESCARGA
    Invitar al pequeño a que se ponga en contacto con sus emociones, obsequiarle u cojín o “punch it back” y explicarle que, en lugar de tener un brote si se enoja o se frustra, puede golpear ese objeto. Si notas que el pequeño utiliza su objeto de descarga, llámalo cuando termine  y pídele que comparta lo que expresó. Úsalo como un punto de partida desde el cual puedas explorar los cosas que lo están molestando y ayúdalo a resolver cualquier problema que esté teniendo.
  • ATENCIÓN POSITIVA
    Elogiar, animar, reconocer y mostrar interés en la conducta deseada cuando se presente. La actitud corporal es muy importante: establecer contacto visual, mantener un rostro contento y voz animada.
  • IGNORAR CONDUCTAS NO DESEADAS
    Quitar la atención a……y atender otra cosa, no es ignorar al niño si no a la conducta. Es un lapso de tiempo para esperar que la conducta deseada aparezca. No significa no hacer nada sino hacer otra cosa.
    Actitud: explicar una vez cual es la conducta a ignorar y cuál es la conducta deseada, no se le mira y la actitud es neutral
  • ESTABLECER LÍMITES
    ORDEN: Indicar máximo 2 veces la conducta que queremos que el pequeño realice, darle las gracias y establecer contacto visual. Hacerlo a manera de afirmación y no de pregunta P/ej Métete a bañar (en vez de te quieres bañar ya?,) Siéntate por favor.
  • REPETICIÓN
    Se repite la orden, no se trata de convencer o negociar. Sólo se repite.
  • AVISO-CONSECUENCIA
    Cuando el niño no responde a las 2 anteriores. Se describe la conducta que debe detener. Si no la detiene habrá una consecuencia (pérdida de 1 privilegio u objeto).
  • 2 SI POR 1 NO
    2 opciones de hacer lo que el niño quiere (viables). Se puede aceptar una 3ra opción. “Si puedes jugar pelota en el patio y en jardín. No en el comedor”, “Puedes patear un balón pero no golpear a tus compañeros”